Aceite de Onagra – Para el equilibrio hormonal de las mujeres

18,25

ACEITE DE ONAGRA DE ALTA CALIDAD, prensado en frío, 1000 mg por perla, con 10% de Ácido Gamma-Linolénico (GLA). Bueno para la nutrición de las mujeres y ayudar a mantener la piel y los huesos sanos.
FÓRMULA ÓPTIMA con Aceite de Onagra 10% GLA (prensado en frio) 1000mg, Vitamina E Natural 67% (D-alfa tocoferol) 20mg, Vitaheess E 0,2 mg
CALIDAD PREMIUM CON MÁXIMA CANTIDAD DE GLA (Ácido Gamma Linolénico) 100mg por perla (10%, el máximo entre la competencia).
100% NATURAL: Usamos aceite No OGM (no genéticamente modificado), sin conservantes ni colorantes. Apto para celíacos. Seguimos las normas de las buenas prácticas de fabricación (GMP en inglés). Fabricado en España bajo los más altos estándares de calidad. Empresa Registrada Nº RGSEAA: 26.019011/B.
100% SATISFACCIÓN GARANTIZADA: ¡Si no quedas completamente satisfecho, te devolvemos tu dinero!

Descripción

La Onagra (Oenathera biennis) es una planta originaria de Norte América y Europa. Tiene una larga historia de usos medicinales, que ya conocían los indios americanos. Con sus semillas, mediante prensado en frio, se obtiene el aceite de onagra, rico en aceites grasos esenciales poliinsaturados Omega 6, y en concreto 10% de Ácido Gamma-Linolénico (GLA). Además, también contiene minerales, fibra, vitaminas y aminoácidos.

El aceite de onagra es bueno para la nutrición de las mujeres por la reducción de los síntomas del síndrome premenstrual, con las molestias que acarrea, como el hinchazón de vientre, el dolor en las mamas, nauseas y dolores. También puede ayudar con las molestias de la menopausia.

Además, tiene otros usos medicinales. Ayudar a mantener la piel sana, luchando contra problemas cutáneos tales como eccemas o dermatitis (resulta efectivo en la reducción del picor y la hidratación de la piel).

También ayuda a luchar contra la inflamación. Sabemos que la inflamación afecta negativamente nuestra salud y puede exacerbar e incluso causar enfermedad. El GLA se metaboliza adicionalmente al DGLA, lo que lo convierte en un nutriente antiinflamatorio. Los estudios realizados hablan de reducción del dolor y una mayor flexibilidad de las articulaciones.