Menopausia y Fibromialgia

Aunque no hay una relación directa entre menopausia y fibromialgia, en algunas ocasiones la fibromialgia aparece en el mismo período de la Menopausia alrededor de los 45 y 55 años.

La fibromialgia es conocida como una enfermedad que afecta especialmente al sistema muscular y esquelético. Se caracteriza sobretodo por el dolor muscular en general y la rigidez. La consideran una enfermedad crónica de origen desconocido que afecta sobretodo a mujeres de edad media. La fibromialgia no produce lesiones aparentes y los resultados de análisis clínicos y pruebas radiológicas son, en general, normales.

A nivel médico, las causas de la Fibromialgia suelen ser de orígen desconocido.

La medicina natural e integral, va más allá, y se está viendo que la fibromialgia podría tener distintas causas:

  • Factores ambientales.
  • Factores emocionales y psicológicos: traumas, cargas y heridas emocionales no resueltas, estrés y ansiedad cronificada, presión emocional…
  • Mala alimentación, intolerancias alimentarias y intestino permeable.
  • Después de una infección, de un accidente.
  • Infecciones víricas.
  • Puede aparecer después de padecer artrosis, artritis, lupus…
  • Trastornos de sueño, sueño deficiente, sentir que no se ha descansado correctamente al despertar.

Síntomas de la fibromialgia

  • Dolor en diferentes puntos del cuerpo
  • Rigidez
  • Dolor de cabeza
  • Disfunción de las articulaciones
  • Trastornos del sueño
  • Malestar abdominal y posibles desequilibrios digestivos
  • Problemas genitourinarios: mayor frecuencia de orinar, cistitis…
  • Parestesia: hormigueo o entumecimiento de manos y pies

Tratamiento natural para la fibromialgia

A nivel médico, actualmente, se considera la fibromialgia como una enfermedad crónica. Y la solución que muchas veces aportan los médicos, son medicamentos para paliar los síntomas.

Pero antes de recurrir a la medicina convencional, hay muchos factores a tener en cuenta que pueden ayudarte a mejorar tu bienestar.

La alimentación deberá ser antiinflamatoria y antioxidante. También es
imprescindible tratar posibles intolerancias alimentarias y alergias.

Una alimentación antiinflamatoria está basada en vegetales y frutas, cereales integrales
sin gluten, legumbres y grasas saludables como el pescado azul, las nueces y las
semillas de chía, muy ricos en omega 3.
También otro tipo de grasas como el aceite de oliva virgen y aguacate que nos
aportan omega 9.

Un exceso de carne producirá un efecto inflamatorio, por lo tanto, tendremos que
limitar o evitar su consumo. A parte de la carne, hay otros alimentos con efecto inflamatorio como el azúcar, los procesados, el trigo y los lácteos.

Los antioxidantes son imprescindibles para luchar contra los radicales libres y
fomentar un buen estado de salud de nuestro cuerpo.
Los antioxidantes, los obtenemos a través de verduras, frutas y grasas saludables
como el aguacate o los frutos secos.

Suplementos:

  • Cúrcuma (en cápsula)
  • Magnesio
  • Omega 3
  • Chlorella
  • Probióticos

Plantas medicinales:

  • Hipérico: antidepresivo natural, calma el dolor y combate el insomnio.
  • Harpagofito: análgesico y antiinflamatorio
  • Saúco: Antiinflamatorio
  • Jengibre: muy antiinflamatorio
  • Tila: calmante y alivia dolor de cabeza
  • Valeriana: combate la ansiedad y favorecce el sueño
¡Suscríbete a la Newsletter!

¡Suscríbete a la Newsletter!

Recibirás los artículos gratuitos en tu email

¡Gracias por suscribirte!